Navigation – Plan du site
Études

¿Cómo debaten ahora los catalanes del contenido de la independencia?

How Catalans are debating about Independence?
Comment les Catalans débattent aujourd'hui du contenu de l'Indépendance ?
Cyril Trépier

Résumés

Alors que les élections autonomiques du 27 septembre 2015 ont suscité une participation exceptionnelle tant parmi les opposants à l’indépendance que parmi ses partisans, il demeure assez inhabituel de débattre publiquement et contradictoirement de son contenu. Le refus systématique du gouvernement central et du Parlement espagnol de tout référendum d’autodétermination en Catalogne n’en est pas l’unique explication. Trois universités catalanes de Sabadell, Barcelone et Gérone ont pourtant organisé de tels débats depuis l’automne 2012. Cet article s’attache à tirer les premiers enseignements de ces expériences novatrices, qui ont prouvé la possibilité d’écouter d’autres arguments que les siens, malgré la polarisation croissante dont l’indépendance catalane fait l’objet.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

1Las últimas elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre del 2015 suscitaron una participación histórica del 77,44 % del censo. Entre los 4,11 millones de electores movilizados, se destacaban no solo los partidarios de la independencia, sino también esta vez los opositores a la misma. La movilización electoral fue sensible en cada nivel del territorio catalán, en especial donde no se suele votar en los comicios de ámbito catalán. En comparación, la consulta del 9 de noviembre del 2014, presentada por la Generalitat de Cataluña como una gran encuesta, atrajo a 2,34 millones de votantes.

2La campaña electoral del referéndum escocés del 18 de septiembre del 2014 suscitó una multitud de debates contradictorios organizados en diversos marcos para pensar juntos la independecia en detalle. Ahora que el nuevo presidente catalán Carles Puigdemont anunció en enero del 2016 el principio de un proceso que debe llevar Cataluña a ser un Estado, nuestra problemática será la siguiente: ¿están debatiendo los catalanes del contenido de la independencia más allá de determinar su carácter justo y necesario, y, si es el caso, cómo ?

  • 1 Béatrice Giblin, “Nationalismes régionaux”, Hérodote, n°95, octobre–décembre 1999, Paris, La Découv (...)

3Puede ser oportuno definir el hecho de ser independentista catalán. El independentismo catalán entra en lo que, entre otros, la geógrafa francesa Béatrice Giblin1 llamó el «nacionalismo regional», es decir el hecho de reivindicar un proyecto nacional para su territorio, más allá del mero reconocimiento de unos rasgos culturales o identitarios. Ser independentista catalán es querer la independencia, pero no en cualquier momento, ni en condiciones cualesquiera. También supone haber conocido una evolución, que puede continuar, y obviamente, no implica ser de izquierda, de derecha, o del centro, ya que desear la independencia no determina qué modelo de sociedad se quiere construir una vez obtenida. Eso sí, cabe subrayar que la diversidad política en la Cataluña actual no se limita a los independentistas de izquierda, de derecha, o del centro.

El contenido de la independencia habitualmente postergado sine die

4En la consulta celebrada del pasado 9 al 25 de noviembre del 2014 participaron 2 344 828 personas en Cataluña y en el exterior según la Generalitat, que utilizó intensamente esta cifra redonda de dos millones de participantes para su comunicación. En cambio, no facilitó ninguna tasa de participación, pues no había lista de electores que integrara a todos los votantes potenciales, especialmente a los de 16 a 17 años, a los residentes extranjeros con permiso de residencia, y a los catalanes del exterior. La consulta sirvió precisamente para formar esta lista. Más allá, en una Cataluña de 7,5 millones de habitantes, no publicar la tasa de participación indicaba una vez más la importancia de los ciudadanos todavía indecisos al respecto.

5Dicha situación puede ser consecuencia del reflejo antiguo en Cataluña de diferir la definición concreta de un país independiente. «Antes de plantearnos hipotéticamente qué haríamos cuando seamos un país independiente, hay que centrar el debate en términos democráticos: ¿por qué Cataluña no puede acceder al derecho de autodeterminación ?», nos respondió en 2007 Jordi Navarro2, luego concejal de la cup en la ciudad de Gerona del 2011 al 2015. Varias razones lo explican. Para empezar, uno puede considerar poco relevante describir detalladamente una independencia catalana que, hasta el otoño del 2012, era hipotética. De hecho, los sucesivos gobiernos centrales y legislaturas del Congreso de los Diputados rechazaron sistemáticamente cada petición catalana de un referéndum de autodeterminación. Fue el caso de las iniciativas presentadas en el Congreso3 en los años 2001, 2004, 2012, 2013 y los 17 de enero y 18 de septiembre del 2014, es decir en siete ocasiones.

  • 4 Enric Ucelay-Da Cal, “Catalan nationalism: an overview”, Pôle Sud, n°40, 2014/1, p. 14.

6De hecho, no hubo ninguna campaña electoral catalana centrada en la independencia antes de las autonómicas anticipadas del 25 de noviembre del 2012. Pero lo que puede parecer una situación frustrante para los partidarios de un Estado catalán posee sin embargo una ventaja: un proyecto borroso permite no excluir a nadie, cualesquiera que sean su trayectoria política y sus aspiraciones. El historiador Enric Ucelay-Da Cal sugería en 2014 que «incluso la secesión como ideal político en el nacionalismo catalán tuvo un importante componente de vaguedad, calculado o no»4.

7En vez de defender la independencia por su contenido, su promoción ha seguido a menudo unos ejes que resumiremos de modo esquemático: la negativa sistemática, y por lo tanto previsible, del referéndum catalán por Madrid les permitió a muchos independentistas centrar el debate en las condiciones de obtención de un Estado catalán. Más allá, dicho enfoque les permite subrayar el carácter justo de su causa: el derecho a la autodeterminación primero, luego el derecho a decidir, ampliamente desarrollados en el exterior como en la misma Cataluña.

  • 5 Nacima Baron, “La imposible ecuación federal española” in Jorge Cagiao y Conde, Vianney Martin (Dir (...)
  • 6 Josep-Maria Fradera, 2009, La Pàtria dels catalans, història, política, cultura, Barcelona, La Magr (...)

8Otra vertiente importante del discurso independentista consiste tradicionalmente en denunciar todas las disfunciones que sufren los catalanes para defender el Estado catalán por defecto. Aquí se debe recordar que el discurso que acusa a España de robar a Cataluña es muy anterior a la crisis del 20085, y que la progresión del independentismo en la Comunidad Autónoma, menos repentina de lo que parece, se preparó a largo plazo. Así, ya en el 2009, el historiador catalán Josep Maria Fradera6 señalaba el peligro de colusión entre la historiografía y la política nacionalista catalana:

Toda la interpretación del encaje de la sociedad catalana en el conjunto español, central como lo es en la manera en que los catalanes se piensan a sí mismos, fue construida históricamente en un juego muy complejo entre debate intelectual y exigencias de la política inspirada por el nacionalismo.

  • 7 Página del presidente Carles Puigdemont en el sitio web de la Generalitat, [En línea], URL http://w (...)
  • 8 Friends of Europe, intervención de Artur Mas el 7 noviembre 2012 en Bruselas, discurso e informe so (...)
  • 9 Claùdia Pujol (Dir.), 2013, Catalonia calling. Lo que el mundo debe saber, Barcelona, Sàpiens, p. 7 (...)

9Tercera vertiente tradicional, la representación según la cual Cataluña ya existió históricamente como Estado, lo cual haría de una independencia una vuelta a los orígenes en vez de un salto a lo desconocido. Entre numerosos ejemplos del discurso de la anterioridad, figura el hecho de presentar a Carles Puigdemont, presidente catalán desde el 12 de enero del 2016, como el sucesor de 129 presidentes de la Generalitat, empezando por el obispo medieval Berenguer de Cruïlles (1359-1362) como lo hace en su página oficial7. Del mismo modo se solía presentar Artur Mas como en su discurso en Bruselas el 7 noviembre 2012 ante el think tank Friends of Europe8 cuando oficializó por vez primera ante las instituciones europeas el proyecto de estado catalán, o en el libro Catalonia calling. Lo que el mundo debe saber9 que publicó en el 2013 la revista catalana Sàpiens. En este último ejemplo, se recordaba inmediatamente que el entonces rey Juan Carlos era el décimo Borbón en el trono de España.

  • 10 Cyril Trepier, « L’indépendance de la Catalogne, un débat européen d’abord politique », L’Espace po (...)

10La oficialización del proyecto de Estado catalán representó una gran novedad para las instituciones europeas, pues el compromiso inmediato, intenso y constante de los Catalanes en la construcción europea y su presencia en Bruselas, cada vez más institucional e iniciada desde el 1982 en Barcelona, nunca jamás habían llevado a sus representantes a hablar ni mucho menos de independencia con sus homólogos europeos, ni tan solamente a traer a la capital europea los conflictos de Cataluña con otras Comunidades Autónomas10. Muy al contrario, los representantes catalanes respetaron siempre el espíritu de Bruselas dejando en España las confrontaciones nacionales para colaborar con las demás autonomías españolas, y dar protagonismo y peso a las regiones europeas con capacidad legislativa. Eso sí, entre los numerosos factores del auge del independentismo catalán, figura la idea de que en Bruselas sólo los Estados pesan, sea cuál sea su población, y pueden obtener el estatus de lengua oficial de la UE para su lengua, como los representantes catalanes lo pidieron en vano para el catalán en múltiples ocasiones. Una esperanza excesiva en las instituciones europeas como apoyo en el pulso institucional con el gobierno central provocó un desencanto de la misma medida entre los catalanistas hacia la UE. Con todo, una fuerte mayoría de los independentistas catalanes no conciben el Estado que desean fuera de la Unión europea, y aseguran confiar en la facultad de adaptación de la Unión para acoger a una Cataluña independiente.

  • 11 Cyril Trépier, 2011, Analyse géopolitique de l’indépendantisme en Catalogne, tesis doctoral prepara (...)
  • 12 Barbara Loyer, José Luis Villanova, « États et souverainetés en Europe: l’exemple catalan », 4e tri (...)

11En mi tesis de Geografía y Sociología titulada Análisis geopolítico del independentismo en Cataluña11, defendida el 5 de diciembre del 2011 en la Universidad París-viii, desempeñaron un papel central unas entrevistas abiertas con preguntas personalizadas. En muchas ocasiones, durante su preparación entre 2007 y 2011, un interlocutor nos permitió contactar con una o varias personas que podían sentirse cercanas o pertenecer a otro partido, y tener una visión distinta de la suya del porvenir de Cataluña. Dichos lazos transpartidistas tan útiles para el investigador reflejan la sociedad catalana anterior a la gran demostración del 11 de septiembre del 2012 en Barcelona12. Por supuesto, no aparecieron de repente tensiones por todo el territorio catalán, pero con la voluntad de imponer el debate independentista en cada esfera de la sociedad, sí existe el riesgo de fragilizar localmente dichos lazos entre catalanes de convicciones distintas.

  • 13 Patricia Gabancho, 2010, Crónica de la independencia, Barcelona, Columna edicions, 280 p.

12Sin embargo, mientras la independencia permanecía dentro del ámbito de la ficción, una de las pocas aproximaciones a su contenido procedió de la propia ficción. En enero del 2010, la novelista y periodista de origen argentino Patricia Gabancho publicó la novela Crónica de la independencia13. Empieza el relato en el 2037, y describe muy detalladamente y treinta años después de su supuesta secesión de España un Estado catalán. Cabe destacar que en 2010, Patricia Gabancho imaginó una independencia obtenida mediante una declaración unilateral de independencia del Parlamento catalán y no a través de un referéndum. Además, en 2037, la Cataluña independiente de su novela la dirige una mujer. Sin ser necesariamente la única en concretar el posible contenido de la independencia, Patricia Gabancho tuvo el mérito de ir mucho más allá de los debates del momento entre independentistas sobre la reivindicación de un referéndum, o el derecho o no para José Montilla, un «catalán nativo de Andalucía» de presidir la Generalitat.

13Así pues, poco se había dicho sobre qué sería un Estado catalán cuando, a raíz de la Diada del 11 de septiembre del 2012, la independencia se convirtió en un discurso oficial, convirtiéndose ya no en una aspiración entre otras, sino en el destino histórico e ineluctable de un pueblo.

Algunas iniciativas para un debate abierto

14Otra dificultad obvia para elaborar un proyecto detallado de independencia, es que varios partidos reivindican ahora explícitamente el Estado catalán. Recordemos que cinco partidos votaron la ley catalana de consultas no referendarias el 19 de septiembre del 2014, y que después tres de ellos, cdc, erc y la cup hicieron campaña a favor del doble sí a la consulta del 9 de noviembre del 2014, es decir por la independencia. Si coinciden básicamente en el eje nacional de la política catalana, cdc, erc y la cup no comparten posición en el eje izquierda-derecha, ni los mismos intereses. Pruebas de ello fueron la candidatura por separado de cdc y erc en las generales del 2015, y sobre todo el tono del acuerdo de último minuto entre la cup y Junts Pel Sí que permitió la elección de Carles Puigdemont como presidente catalán.

15Varios factores de polarización se añaden a la dificultad de debatir contradictoriamente sobre la independencia de Cataluña. El primero podría ser el esfuerzo institucional de los dirigentes independentistas –políticos o asociativos– para promover su causa en múltiples ámbitos, incluso la enseñanza escolar. En efecto, con motivo de las grandes celebraciones del tricentenario de la caída de Barcelona el 11 de septiembre del 1714, la consejería de educación de la Generalitat reunió a los profesores de la educación preescolar, primaria y secundaria para explicarles cómo exponer dicho episodio histórico a los alumnos, y cómo relacionarlo con el período actual. La consejería facilitó además en su web unos soportes pedagógicos para cada nivel escolar sobre la Guerra de Sucesión española. Por su lado, el Consejo Escolar de Cataluña, que depende de la Generalitat, llamó en un comunicado del 6 de marzo del 2014 a profesores y asociaciones de padres a «tomar todas las iniciativas que juzguen oportunas para responsabilizar a los ciudadanos sobre el porvenir de nuestro país y sostener el proceso democrático para ejercer el derecho a decidir».

16Con el mismo objetivo de convencer a los indecisos a favor de la independencia, las asociaciones claves en el independentismo que son la Asamblea Nacional de Cataluña (anc) y Omnium Cultural lanzaron el 4 de octubre del 2014 una campaña sobre la independencia llamada «Giga encuesta», presentándose en las casas. Utilizando un documento de seis preguntas en castellano y catalán, la campaña, oficialmente, no pretendía «convencer a nadie», sino escuchar a los catalanes para construir un país según sus aspiraciones. Sin duda alguna, las preguntas abordan el funcionamiento concreto de un Estado catalán. Su lectura resulta de lo más interesante. Así venía redactada la primera: «Si Cataluña fuera un Estado, tendría entre 8 000 y 16 000 millones de euros más. ¿Cómo piensa que se deberían gastar ?». Un poco más sutiles en su ambición pedagógica eran la quinta pregunta y las respuestas propuestas:

Algunos partidos catalanes se han manifestado a favor de que en el nuevo país el castellano sea oficial, además del catalán. ¿Qué opina ?

A) Es normal, muchos catalanes tienen el castellano como primera lengua.

B) El catalán debe tener estatus de lengua nacional, y el castellano debe ser protegido para que nadie pueda ser discriminado por motivos lingüísticos

C) Lo más importante es que en Cataluña, se hablen el máximo de lenguas: el catalán, el castellano y muchas más»

17Es llamativo notar la ausencia de opción explícitamente desfavorable al castellano entre las tres respuestas posibles, aunque la tercera, la del multilingüismo, pueda desempeñar este papel. En efecto, es habitual en Cataluña oponer el multilingüismo al bilingüismo castellano/catalán valiéndose en la diversidad de orígenes de la inmigración reciente en la Comunidad Autónoma. «El país ya no es bilingüe, sino multilingüe, con la fisionomía actual de los nuevos catalanes», escribía el antiguo vicepresidente catalán Josep-Lluís Carod-Rovira14 en 2013 en El Punt-Avui. El mismo Carod-Rovira figuró entre los 250 intelectuales catalanes que firmaron en marzo del 2016 un manifiesto15 contra el bilingüismo en la futura república independiente de Cataluña. En vez de reflejar los distintos planteamientos de los independentistas catalanes al respecto, las tres respuestas propuestas en el 2014 parecían procurar tranquilizar a los indecisos.

18Algunos discursos de dirigentes y representantes del independentismo catalán tampoco facilitan el diálogo entre diversas opiniones sobre la independencia cuando describen sucesivamente a los ciudadanos reticentes u opuestos a la independencia como «personas cercanas a convencer», «adversarios», o incluso «enemigos de la independencia». Así, el discurso de Carme Forcadell, presidente de la anc del 2012 al 2015, pronunciado el 26 de mayo del 2013 en Marina de Sants (barrio de Barcelona), ilustró dicha ambivalencia. Al principio del discurso, declaraba:

Aquí, hay mucha gente que no son independentistas. Pero, no os preocupéis, lo serán. Lo serán, pero debemos convencerlos. Debemos explicarles que también ellos han construido este país. Llegaron en los años 1960 y 1970, y construyeron este país conjuntamente con nosotros. Son compañeros de viaje.

19Estas palabras sugieren, sin demostración alguna, que los catalanes opuestos a la independencia proceden de la inmigración del resto de España, como si ser nativo de Cataluña solo pudiera llevar a aprobar la secesión. Sin embargo, los partidarios del Estado catalán llevan muchos años intentando atraer a los catalanes nacidos en otra región española (movimiento Súmate creado en 2013), o en otro país del mundo (movimiento Nous Catalans –Nuevos catalanes– creado en el 2008 en la órbita de ciu). Pero, sobre todo, más allá en el mismo discurso, Carme Forcadell cambiaba de tono hacia una parte de los opositores a la independencia: «Debemos saber clarísimamente quiénes son nuestros adversarios: nuestros adversarios no son Convergencia Democrática de Cataluña, ni Unión Democrática de Cataluña, ni Esquerra Republicana de Catalunya, [partido del que Carme Forcadell fue militante y que a finales del 2015 la propuso exitosamente como presidenta del Parlamento catalán], ni icv, ni la cup, ni los socialistas. Nuestro adversario es el Estado español, debemos tenerlo muy claro, y los partidos españoles presentes en Cataluña como Ciutadans, y el Partido Popular de Cataluña. Este no debería llamarse ‘Partido Popular de Cataluña’, sino ‘Partido Popular en Cataluña’. Por lo tanto, son ellos nuestros adversarios. El resto formamos el pueblo de Cataluña, él que obtendrá la independencia». La expresión «Partido Popular en Cataluña» tiende a calificar la federación catalana del partido en el poder en España, y a través de ella, a sus militantes y electores, de fuerzas de ocupación españolas en Cataluña. Todos los elementos de un discurso del «ellos y nosotros» están aquí. Desde octubre del 2015, Carme Forcadell preside el Parlamento catalán tras su elección como número dos de la lista Junts Pel Sí.

  • 16 Hector López Bofill, 2013, La trama contra Catalunya, Barcelona, Angle, 208 p.

20Una tonalidad similar se percibe en las palabras de un periodista del sitio web de información catalán Vilaweb, que entrevistaba el 6 de junio del 2013 a Hector López Bofill, un jurista catalán cofundador de un partido independentista, con motivo de la publicación de su ensayo titulado La trama contra Cataluña16. Abre la entrevista el periodista diciendo: «Una de las ideas principales planeando en todo el libro es que enemigos también tenemos dentro». Responde el autor: «El enemigo principal está fuera. Pero, sin embargo, los principales obstáculos para conseguir la independencia están dentro de Cataluña». Resulta sintomático que el entrevistador hable más de enemigos que el propio autor, que emplea otras expresiones. Tras interrogar a López Bofill sobre varias personalidades y entidades designadas en el libro como opuestas a la independencia, añade el periodista: «Existen otros nombres, pero, en cantidad, no son tan numerosos». En una entrevista tiene entre las últimas preguntas: «¿Qué haremos de la conspiración unionista, una vez obtenida la independencia ?», el sentido exacto de ese «no son tan numerosos» no resulta totalmente evidente.

21Pese a este contexto de polarización creciente, y a veces de rechazo, sí existen iniciativas de debates contradictorios sobre qué sería una Cataluña independiente. Los medios de comunicación desempeñan un papel clave en ello, en particular los que forman el audiovisual público de Cataluña, pues entre radio y televisión suelen proponer un debate al día sobre el llamado proceso soberanista. Además, una revista económica recién creada, Alternativas económicas, tomó en mayo del 2014 la iniciativa muy novedosa de confrontar textos firmados por economistas con visiones opuestas de la independencia catalana.

  • 17 Universitat Autónoma de Barcelona, 2012, transcripción del debate del 7 noviembre del 2012, “Debat (...)

22También algunas prestigiosas universidades catalanas organizaron debates públicos y contradictorios sobre el contenido de la independencia, y cuyo contenido se puede consultar todavía a través de la red, con transcripciones, vídeo, o ambos. El primero de estos debates lo organizó la Universidad Autónoma de Barcelona el 7 de noviembre del 201217, es decir al final de la primera campaña electoral catalana centrada en la independencia. Los tres ponentes, académicos todos, expresaron distintas visiones de la independencia, y no varios matices de la misma idea. Cabe subrayar que no era tan evidente celebrar un debate contradictorio sobre la independencia en una universidad donde el nacionalismo catalán puede tener tanta visibilidad. Fue sin embargo lo que ocurrió, como se podrá comprobar en la transcripción del debate, que incluye las intervenciones del público.

  • 18 Universitat Pompeu Fabra, 2013, “La independència de Catalunya, a debat”, programa y vídeo de cada (...)

23A continuación, en enero y febrero del 2013, la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona, celebró cuatro debates públicos sobre el contenido de la independencia, organizados todos por campos universitarios. Además del público presente físicamente, los internautas pudieron seguir las charlas en directo, y podemos ahora consultar los vídeos de cada uno de los cuatro debates18. De nuevo, se escucharon opiniones opuestas en cuanto a la independencia, sin actitudes de rechazo del público o de algunos de los ponentes hacia otros. Eso sí, el grado en que los ponentes dialogaban entre sí en vez de hablar exclusivamente para el público fue distinto de un panel a otro.

24La tercera serie de debates contradictorios sobre la independencia no fue la menos interesante, primero porque se celebró en la Universidad de Gerona, luego porque tuvo lugar entre octubre y noviembre del 2014, es decir al final de la campaña de la consulta del 9N. Consistieron los actos en cuatro jornadas, la última celebrada el 4 de noviembre del 2014, y titulada clarísimamente: «¿Independencia de Cataluña, sí o no ?». El programa, consultable en línea como los vídeos de las sesiones19, era transparente hasta el punto de separar los cuatro ponentes de cada debate entre partidarios del «sí» y del «no», cada vez con dos personas de cada lado. Debatir contradictoriamente y en público de la independencia en la ciudad de Gerona no parecía nada evidente, menos todavía durante una campaña para la consulta que dominaban masivamente los partidarios del doble «sí». Recordemos en efecto que Gerona, gobernada desde el 2011 por ciu, se adhirió como capital provincial a la Asociación de Municipios para la Independencia (ami) como la integralidad de los municipios de la comarca, que esta comarca figuró entre las que organizaron más consultas locales sobre la independencia entre del 2009 al 2011, y que la participación local en la consulta del 9N indica un 87,33 % de votos a favor de la independencia, pero, más relevante todavía, el doble sí representó un 36,18 % de los electores potenciales en Gerona, y sólo un 28,13 % en Barcelona. La fuerza adquirida por el independentismo en Gerona no parecía anunciar unos intercambios serenos entre visiones opuestas del porvenir de Cataluña.

25Sin embargo, dichos intercambios sí se dieron, pese a las características del lugar, al clima del momento, y al compromiso político claro a favor o en contra de la independencia de varios docentes invitados. Los testimonios que recogimos entre los participantes y en el público, así como los propios vídeos de los actos confirman el respeto que mostró cada participante, incluso frente a opiniones opuestas a las suyas.

Primeras lecciones de unos debates públicos acerca del contenido de un Estado catalán

26Con el matiz del bajo número de debates contradictorios y públicos estudiados, el ejemplo de los debates en Gerona podría facilitarnos la primera lección que recordar: sí se pueden organizar incluso en territorios donde el independentismo está ahora fuertemente arraigado.

  • 20 Entrevista con el autor, 2008.

27Algunos debates no son necesariamente relevantes, pero la relevancia de la actuación puede estribar en su novedad. La actuación es nueva porque rompe con la costumbre de enfocar el debate sobre la independencia en las modalidades de su obtención. Pero, sobre todo, estos pocos debates son novedosos porque rompen con otra costumbre muy arraigada en Cataluña de llamar debate un acto cuyos promotores quieren sobre todo «decirse, entre sí, que tienen la razón», según las palabras del antiguo rector de la Universidad de Barcelona Josep Maria Bricall20. Es un gran mérito de estos debates permitir a los participantes escuchar otros argumentos que los suyos en un contexto de polarización creciente en torno a la independencia.

28En cuanto al contenido de las ponencias, podemos notar la reticencia de algunos de ellos a salir enteramente de la mera defensa de principios para defender positivamente la decisión de dejar España o de seguir en ella, así como a entrar en un verdadero diálogo con los demás ponentes de opiniones contrarias a las suyas.

29Si giramos la vista hacia el público de estos debates, por lo menos hacia los físicamente presentes, los testimonios que recogimos y las intervenciones llevan a dudar de que este tipo de actos atraiga sobre todo a indecisos en cuanto al porvenir institucional de Cataluña. Al contrario, dan la impresión de tener ya una posición definida sobre la independencia cuando acuden a estos debates, en primer lugar porque un interés previo por la cuestión sí ayudaba a saber que existían los debates. Dicha opinión no parece cambiar radicalmente al salir de los debates, pero el mero hecho de no impedir que se expresen convicciones opuestas a las suyas puede constituir un verdadero esfuerzo en asuntos con tantas consecuencias individuales y colectivas.

  • 21 Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), listado actualizado de jornadas, URL: http:// (...)
  • 22 Cyril Trepier, « L’indépendance de la Catalogne, un débat européen d’abord politique », L’Espace po (...)

30Con todo, estos debates sobre el contenido de la independencia suelen mostrar más pluralismo, por lo menos entre los ponentes catalanes, que las jornadas académicas, mucho más numerosas, que la Generalitat organiza a través del organismo Diplocat21 en universidades de múltiples países desde junio del 2013 en Sciences-Po París. Estos actos suelen centrarse en el derecho a decidir más que en el contenido de la independencia, en contestar la pregunta «¿Con qué derecho ?» más que a la pregunta «¿Para qué ?». Si están sistemáticamente asociados académicos del país en que se celebra la jornada con universitarios catalanes, estos últimos coinciden no solo en la existencia de un derecho a decidir de los catalanes, sino también en el derecho a independizarse22. Cabe añadir que la adopción reciente del discurso a favor de la independencia, frecuente entre los académicos catalanes desde el otoño del 2012, no supone ningún obstáculo para intervenir en las jornadas de Diplocat en el extranjero. En cambio, en varias jornadas recientes, unos ponentes extranjeros aportaron matices o contradicción respecto al proyecto soberanista catalán.

  • 23 Cyril Trepier, diciembre 2015, Géopolitique de l’indépendantisme en Catalogne, Paris, L’Harmattan. (...)

31Otra lección relevante acerca de los debates contradictorios organizados en tres universidades catalanas estriba en su carácter no institucional. Tiene lógica para varios actores: el ejecutivo catalán se emplea desde el 11 de septiembre del 2012 en dar de los catalanes la representación de un pueblo unido avanzando hacia una independencia ineluctable. Esta postura, que puede ir hasta definir a los catalanes y a los españoles según las opiniones a favor o en contra de la independencia23, no encaja con debates realmente contradictorios. Como lo hemos visto, la realidad parece distinta, ya que a la Generalitat le queda convencer a numerosos catalanes. Recíprocamente, tampoco el gobierno central de Mariano Rajoy se mostró favorable a estos debates. En efecto, ya que rechaza todo referéndum de autodeterminación para una Comunidad Autónoma, debatir del contenido de la independencia tiende desde su perspectiva a legitimar dicha reivindicación.

  • 24 David Torrance, 2014, The battle for Britain. Scotland and the Independence referendum, Londres, Bi (...)

32Por ello, los debates públicos celebrados en la Universidad Autónoma de Barcelona, la Pompeu Fabra, y la Universidad de Gerona los organizaron unos docentes y no, directa o indirectamente, miembros de la Generalitat. Fueran las que fueran sus convicciones personales, estos docentes mostraron su profesionalidad académica organizando unos intercambios serenos. Ahora bien, ya que no se celebró un referéndum vinculante en Cataluña sobe la independencia, tampoco se observó la multiplicidad de los marcos de debates que existió en Escocia durante la larga campaña del referéndum oficial del 18 de septiembre del 201424.

Conclusión

33En una Cataluña en que los lazos de amistad y de consideración pudieron traspasar durante mucho tiempo las divergencias ideológicas, el contenido de la independencia no se debate en todos los ámbitos sociales como fue el caso en Escocia. La ventaja es que cada uno ha podido proyectar sus aspiraciones en un proyecto todavía sin concretar.

34Si muy pocos debates públicos realmente contradictorios fueron organizados hasta ahora, los que sí tuvieron lugar en un marco universitario no llevaron ni mucho menos a la confrontación, sino que mostraron una capacidad de escuchar argumentos ajenos, incluso en localidades muy identificadas con el independentismo.

35La movilización desigual en la consulta del 9 de noviembre del 2014, que coincide bastante con la geopolítica actual del independentismo, mostró el peso que conservaban los catalanes indecisos. Frente a esta realidad, la retórica esencialista del «ellos y nosotros» de algunos líderes independentistas deja poco espacio a los debates contradictorios.

36Queda por determinar si nuevos debates con diversas posiciones se celebrarán a corto o medio plazo, o si al contrario el llamado proceso soberanista llevará a otro incremento de la polarización, en una sociedad todavía muy fragilizada por la crisis.

Haut de page

Notes

1 Béatrice Giblin, “Nationalismes régionaux”, Hérodote, n°95, octobre–décembre 1999, Paris, La Découverte, p. 4–20, y Béatrice Giblin (Dir.), 2005, Nouvelle géopolitique des régions françaises, Paris, Fayard, p. 32–34.

2 Entrevista con el autor, 2007.

3 Congreso de los Diputados, buscador de iniciativas tramitadas, URL: http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Iniciativas

4 Enric Ucelay-Da Cal, “Catalan nationalism: an overview”, Pôle Sud, n°40, 2014/1, p. 14.

5 Nacima Baron, “La imposible ecuación federal española” in Jorge Cagiao y Conde, Vianney Martin (Dir.), 2015, Federalismo, autonomía y secesión en el debate territorial español. El caso catalán, Paris, Ed. Le Manuscrit, p. 273.

6 Josep-Maria Fradera, 2009, La Pàtria dels catalans, història, política, cultura, Barcelona, La Magrana, p. 14.

7 Página del presidente Carles Puigdemont en el sitio web de la Generalitat, [En línea], URL http://www.president.cat/pres_gov/president/ca/president-puigdemont/biografia.html Consultada el 10/03/2016.

8 Friends of Europe, intervención de Artur Mas el 7 noviembre 2012 en Bruselas, discurso e informe sobre el acto, URL :http://www.friendsofeurope.org/Contentnavigation/Events/Eventsoverview/tabid/1187/EventType/EventView/EventId/1177/DestinationEuropeCataloniasEUFuture.aspx La frase “Pese a que fue prohibida la Generalitat durante trescientos años, tengo el honor de ser su 129° presidente” se sitúa en el 1’35’’ del discurso.

9 Claùdia Pujol (Dir.), 2013, Catalonia calling. Lo que el mundo debe saber, Barcelona, Sàpiens, p. 74–75.

10 Cyril Trepier, « L’indépendance de la Catalogne, un débat européen d’abord politique », L’Espace politique, n°21, 2013–3, URL: http://espacepolitique.revues.org/2828

11 Cyril Trépier, 2011, Analyse géopolitique de l’indépendantisme en Catalogne, tesis doctoral preparada en cotutela entre las universidades de París-viii y de Barcelona y dirigida por los profesores Barbara Loyer y Félix Ovejero Lucas.

12 Barbara Loyer, José Luis Villanova, « États et souverainetés en Europe: l’exemple catalan », 4e trimestre 1999, Hérodote, n°95, Paris, La Découverte, p. 21-34.

13 Patricia Gabancho, 2010, Crónica de la independencia, Barcelona, Columna edicions, 280 p.

14 Josep-Lluís Carod-Rovira, “Llengua i estat”, 21/0/2013 en El Punt-Avui, URL: http://www.elpuntavui.cat/noticia/article/7-vista/8-articles/663493-llengua-i-estat.html

15 Texte intégral du manifeste sur le site du quotidien El Periódico de Catalunya, http://estaticos.elperiodico.com/resources/pdf/3/6/1459435084463.pdf?_ga=1.214914516.2110776468.1415719385

16 Hector López Bofill, 2013, La trama contra Catalunya, Barcelona, Angle, 208 p.

17 Universitat Autónoma de Barcelona, 2012, transcripción del debate del 7 noviembre del 2012, “Debat independencia. Els exemples de Canadà–Quebec i de Regne Unit–Escòcia, URL: http://www.amicsuab.cat/portal1/images/content/web%20Independencia.pdf y vídeo del acto, URL: https://vimeo.com/53069846

18 Universitat Pompeu Fabra, 2013, “La independència de Catalunya, a debat”, programa y vídeo de cada debate, URL: http://www.upf.edu/jornades-independencia/#.VX2iZzDtmko

19 Universitat de Girona, 2014, “El procés, a debat”, URL: http://www.udg.edu/jornades/Elproc%C3%A9s,adebat/Programa/Debats/tabid/22213/language/ca-ES/Default.aspx

20 Entrevista con el autor, 2008.

21 Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), listado actualizado de jornadas, URL: http://www.diplocat.cat/es/actividades/sensibilizacion/jornadas

22 Cyril Trepier, « L’indépendance de la Catalogne, un débat européen d’abord politique », L’Espace politique, n°21, 2013–3, URL: http://espacepolitique.revues.org/2828

23 Cyril Trepier, diciembre 2015, Géopolitique de l’indépendantisme en Catalogne, Paris, L’Harmattan. 340 p.

24 David Torrance, 2014, The battle for Britain. Scotland and the Independence referendum, Londres, Biteback Publishing, 384 p.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Cyril Trépier, « ¿Cómo debaten ahora los catalanes del contenido de la independencia? », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 16 | 2016, mis en ligne le 10 juillet 2016, consulté le 24 mars 2017. URL : http://ccec.revues.org/6136 ; DOI : 10.4000/ccec.6136

Haut de page

Auteur

Cyril Trépier

Centre de Recherches et d’Analyses Géopolitiques (CRAG), Université Paris-viii Saint-Denis.

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • Revues.org