Navigation – Plan du site
Les hispanistes publient

Compte rendu de l’ouvrage de Javier Paniagua Fuentes, La larga marcha hacia la anarquía. Pensamiento y acción del movimiento libertario

Oscar Freán Hernández
Référence(s) :

Madrid, Síntesis, 2008, 395 p.

Texte intégral

1Javier Paniagua nos ofrece en las páginas de esta obra un nuevo estudio sobre el movimiento libertario en el que nos propone una reflexión que contribuya a esclarecer el ideario y la práctica anarquista a lo largo de la historia. Desde el inicio de su análisis destaca la complejidad del estudio de la anarquía, comenzando por la dificultad de su definición y continuando por la difícil precisión de sus bases teóricas y de su aplicación práctica. El autor parte, entonces, de la consideración de que el anarquismo es un movimiento hetereogéneo e incluso, en algunos aspectos, contradictorio, sobre todo desde el momento en el que se hizo necesario definir una alternativa libertaria a la sociedad capitalista que no se limitase a una mera crítica del modelo económico y social que ésta lleva aparejado.

2La obra de Paniagua se organiza en seis grandes bloques en los que el autor va repasando la teoría y la acción del movimiento anarquista. Traza su evolución –fundamentalmente en el ámbito geográfico español– desde sus inicios en el siglo XIX hasta la pervivencia actual de algunos principios u orientaciones que se podrían interpretar como parte de una posible herencia libertaria. Destacaríamos especialmente el debate existente dentro del movimiento obrero, y también dentro del anarquismo, entre las diferentes estrategias a seguir para alcanzar el objetivo de una sociedad más justa e igualitaria. En el caso de la I Internacional, la ruptura se produjo rápidamente entre los socialistas marxistas y los socialistas libertarios. Una ruptura que se explica no solamente por una cuestión de estrategia sino, principalmente, por una profunda divergencia de sus principios políticos y de sus bases filosóficas : un modelo organizativo centralizado frente a otro federal y unas bases teóricas de inspiración hegeliana frente a otras de tipo kantiano.

3Pero también el propio socialismo libertario vivió las constantes diferencias de criterio que estuvieron presentes prácticamente desde sus inicios entre anarco-colectivistas y anarco-comunistas y, posteriormente, entre anarcosindicalistas y anarquistas. Precisamente, la excepcionalidad del movimiento libertario español reside en la capacidad de los anarquistas para orientar una central sindical de masas como la CNT, sobre todo a partir de la década de los años diez en la que el sindicalismo revolucionario entró en una fase de regresión en el mundo. En España, por el contrario, pervive de manera importante hasta los años cuarenta gracias, en parte, a la existencia de un Estado débilmente estructurado, como bien ha apuntado Julián Casanova y nos recuerda en esta obra Javier Paniagua.

4Sin embargo, la existencia de un fuerte sindicalismo libertario en torno a la CNT no impidió el debate y la confrontación dentro del anarquismo español. Así, las divergencias están presentes de manera constante desde la constitución de la Confederación Nacional del Trabajo, y el enfrentamiento llegó a un punto culminante durante la Segunda República en el que se consumó la expulsión y la escisión de una parte significativa de la militancia confederal. Este episodio de la historia del anarquismo español es de sobra conocido, de manera que lo que más nos interesa de la obra que estamos tratando es el análisis que el autor lleva a cabo de los modelos teóricos que dieron una cobertura ideológica a la disputa en el seno de la Confederación Nacional del Trabajo.

5Coincidían las diferentes tendencias en la crítica al sistema capitalista que consideraban moribundo y en el objetivo de alcanzar una sociedad más justa, libre e igualitaria 1. Sin embargo, cuando se trataba de definir el nuevo modelo social y económico revolucionario que remplazara al capitalismo, las diferentes interpretaciones comenzaban a diverger. Por un lado estaría la tendencia comunalista –defendida principalmente por Federico Urales– que proponía un modelo territorial de base municipal y fundamentalmente rural que funcionaría a partir de la colaboración entre municipios libres. Otra alternativa sería el modelo sindicalista –inspirado en las reflexiones de teóricos como Christian Cornelissen, Pierre Besnard o Rudolf Rocker– en el que los sindicatos serían la base de la nueva organización productiva, utilizando una estructura a partir de los comités y consejos industriales y agrícolas y de federaciones nacionales de industria y agrarias. Y una tercera vía –desarrollada en gran parte por Gaston Leval– en la que se combinaban más o menos ambos modelos de organización, manteniento los sindicatos pero limitando su influencia y compartiendo su actividad con otros fórmulas asociativas como las cooperativas o las colonias agrarias.

6Estas diferentes interpretaciones son las mismas que están presentes en la orientación de la CNT y del conjunto del movimiento libertario español, y son la base de la pugna existente entre el sector partidario de reforzar el sindicato para avanzar poco a poco hacia la revolución y la tendencia más ortodoxa que quería hacer la revolución de manera inmediata y, una vez que ésta hubiese triunfado, construir la nueva sociedad. Se manifiestan aquí, bajo distintas denominaciones, los que defienden la estrategia sindicalista y los que privilegian la vía insurreccional, sin olvidar a aquéllos que se situarían en una posición intermedia dentro de las organizaciones anarquistas.

7Todos ellos se encontrarán, sin embargo, con una situación que no esperaban. El inicio de la guerra civil, el fracaso de la insurrección golpista en la mitad del país y el derrumbe de la débil estructura del Estado, crearán las condiciones para poner en práctica los proyectos revolucionarios de una nueva sociedad ; aspecto éste al que el autor dedica un capítulo del libro. Este nuevo contexto se caracteriza por la improvisación y por la adopción de diferentes estrategias de colectivización de la tierra o de incautación de las empresas abandonadas en función de las circunstancias. Se evidencia la imposibilidad de un proyecto común unitario entre las distintas fuerzas obreras y republicanas. El autor rebate el dilema tan arraigado en la historiografía del anarquismo sobre la prioridad de hacer la revolución para ganar la guerra o, al contrario, privilegiar la victoria militar para, después, hacer la revolución. Su argumento es que nunca hubo una planificación sobre cómo llevar a cabo esta revolución y las diferentes medidas adoptadas corroborarían esta falta de proyecto de cambio social.

8Dentro de este proceso nos encontramos también con una de las decisiones más controvertidas del anarquismo español como fue la resolución de participar en el gobierno de la república. Una decisión que puso en evidencia las contradicciones internas de un movimiento teóricamente antiestatista que, en la práctica, contribuyó a reforzar el peso de las instituciones del Estado republicano en un momento en el que se había constatado su clamorosa debilidad. Es éste un ejemplo claro de la divergencia entre la teoría y la praxis y de la falta de un proyecto alternativo que tuviera posibilidades de plasmarse en la realidad. El episodio siguiente fue el exilio y ahí se consumó la definitiva crisis organizativa del movimiento libertario que se confirmaría durante la transición.

9La obra de Paniagua termina con una presentación de algunos de los pensadores que influyeron en la formación de la teoría anarquista, así como con una reflexión sobre la huella que el movimiento libertario dejó en la acción y en el pensamiento políticos del siglo XX y comienzos del XXI, deteniéndose principalmente en el mayo del 68 y, ya en la conclusión, en la presencia de estas ideas en los movimientos sociales y políticos actuales ; destacando en este sentido la pervivencia de algunas ideas anarquistas frente a la debilidad de sus organizaciones ; o, dicho de otro modo, cómo finalmente la ideología consiguió dejar su huella en la sociedad a pesar de que, en la práctica, las organizaciones anarquistas perdiesen la batalla política y sindical frente a otros partidos y sindicatos que, en la segunda mitad del siglo XX, ocuparían el espacio anteriormente dominado por la red asociativa libertaria.

Haut de page

Notes

1  Cuestiones en las que coinciden con partidos y sindicatos de otras tendencias políticas.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Oscar Freán Hernández, « Compte rendu de l’ouvrage de Javier Paniagua Fuentes, La larga marcha hacia la anarquía. Pensamiento y acción del movimiento libertario », Cahiers de civilisation espagnole contemporaine [En ligne], 4 | 2009, mis en ligne le 21 juin 2011, consulté le 23 mai 2017. URL : http://ccec.revues.org/2754

Haut de page

Auteur

Oscar Freán Hernández

Maître de Conférences, Université de Franche-Comté

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© CCEC ; auteurs

Haut de page
  • Logo DOAJ - Directory of Open Access Journals
  • Logo 3L.AM Langues, Littératures et Linguistique des Universités d'Angers et du Maine
  • Revues.org